live120.org - Advertencia -...........

(Sólo para usuarios con mala leche)

Esto es un aviso a los lectores de este sitio web acerca de un tema que lamentablemente está ocurriendo.

Aunque no es que sucede en números alarmantes, es bueno precaverse y no dejarse estafar.

Esta misma plataforma que está leyendo regala mucha información y es para uso de cualquiera que le interese.

Hay personas inescrupulosas que aprovechan esto y que se hacen pasar por representantes utilizando nombre y conocimientos aquí publicados. Utilizan con mediana y pobre habilidad los enunciados en éstas páginas.

Se sugiere no abrir la puerta a cualquiera. Sugerimos hacerlo solo en caso de que la persona tenga autorización escrita. La autorización se logra recibiendo el interesado, nombre e información suficiente sobre el Iniciado que efectuará la visita. ESTA AUTORIZACION INCLUYE FOTOGRAFÍA DEL VISITANTE.

El correo electrónico informativo correspondiente debe estar dirigido DESDE el correo electrónico oficial de este sitio web.
Este E-Mail: tolive120@gmail.com

Sugerimos no aceptar correos electrónicos desde otra dirección por cuanto sería una manera de operar desacreditada.

El Iniciado que será encargado de explicar métodos y sistemas, no puede enviar correos desde su dirección electrónica personal. Todas sus cartas dirigidas a los alumnos pasan por supervisión, y reenviadas desde ésta sola y única dirección.

Este E-Mail, único, es verificable por cuanto se encuentra en las páginas de este sitio web:

Este sitio web se localiza a través de www.live120.org -

Esto no es solo un enunciado sino que también es un objetivo. Se intenta impedir a aventureros utilizar la generosidad vertida en estas páginas para un usufructo personal.

Aquí no se provee la dirección de Skipe. No se facilitan nuestros datos en forma indescriminada. No hay urgencia comercial. No pertenecemos a este mundo. Se permite un acercamiento solo a aquellas personas con un interés demostrable. Para un primer contacto se enfatiza la necesidad de escribir al correo electrónico con inquietudes, malestares, estado espiritual, objetivos, preguntas, etcs.

Aunque al lector le cueste creerlo, aquí se cree en el gran negocio de ayudar al prójimo.

Salvemos el planeta, jo.